Inicio » latrofologia » Contenidos » PROPOLEO

PROPOLEO

El termino propóleo proviene del griego Propolis que significa “defensa de la ciudad” (Pro-antes de Polis-ciudad, lo cual se traduce como defensas antes de la ciudad o Defensor de la ciudad).

Desde tiempos remotos, es conocido y empleado por sus propiedades terapéuticas, principalmente por su acción estimulante sobre el sistema de defensas del organismo.

El propóleo es un conjunto de sustancias resinosas, gomosas y balsámicas, de consistencia viscosa, recogido de ciertas partes de los vegetales, por las abejas Apis mellífera, que las transportan al interior de la colmena, modificándolas en parte con sus secreciones (ceras y secreciones salivares).

Las abejas lo utilizan como cimiento para la colmena, ya que les protege de hongos, bacterias y otros invasores.

La abeja la recoge y transforma, para desinfectar la colmena, sellar grietas y embalsamar intrusos que no puede expulsar por su tamaño.

El propóleo es lo que garantiza la total asepsia de un ambiente como la colmena, verdadero caldo de cultivo de virus y bacterias, a causa de sus tenores de temperatura y humedad.

Se trata, en todo caso, de un material resinoso que, pese a que tiene su origen en los brotes del álamo y de las coníferas, es obtenido por el ser humano de las colmenas.

Esto es así porque las abejas recogen los componentes de los propóleos de las plantas y los utilizan para sellar los agujeros en sus panales, suavizar las paredes internas y cubrir los cadáveres de los intrusos muertos. Por ello es normal hallar en el propóleo sustancias provenientes de las colmenas.

Los flavonoides o materias colorantes, son una de las sustancias más activas de su composición con carácter antiséptico.

El propóleo/ Propolis tiene materias colorantes, los flavonoides como la galangina, que son las más activas en la función antiséptica.

Además de esta sustancia, contiene resinas y bálsamos (un 50%), cera de abeja (un 30%), aceites esenciales (un 10%), polen y diversos materiales minerales: aluminio, plata, bario, boro, cromo, cobalto, estaño, hierro.

Se han identificado más de 350 compuestos, de los cuales un 50% son compuestos fenólicos, a los cuales se les atribuye acción farmacológica.

También contiene provitamina A y vitaminas del grupo B, especialmente B3.

No resulta fácil conseguir propóleos puro. Lo más frecuente es encontrar extractos en forma de pomadas, tinturas, ampollas y píldoras.

Veamos más ampliamente todos sus beneficios para nuestra salud:

  • Blefaritis.
  • Previene las infecciones de las vías respiratorias, en adultos y niños.
  • Blefaro-conjuntivitis alérgica.
  • Tiene sinergismo con fármacos (medicamentos) antimicrobianos, antibióticos, etc.
  • Anginas.
  • Resfriado común.
  • Faringitis.
  • Protector contra la radiación UVA.
  • Sinusitis.
  • Enfermedad de peyronie.
  • Quemaduras de sol.
  • Rinitis.
  • Afecciones pulmonares.
  • Rinofaringitis  agudas y crónicas en niños.
  • Acción anestésica
  • Acción analgésica.
  • Previene la otitis media aguda.
  • Diarreas.
  • Tiene propiedades que nos protegen contra los efectos negativos de la radioterapia.
  • Anemias.
  • Eficaz y seguro inmunomodulador para las verrugas comunes y planas.
  • Afecciones otorrinolaringológicas diversas.
  • Mejora el tiempo de curación de las fracturas óseas.
  • Rinitis alérgica.
  • Infecciones por cándida.
  • Inhibe la telomerasa.
  • Se ha comprobado su eficacia en algunos casos de trastornos metabólicos (bocio difuso, bocio nodal, bocio mitólico, bocio congénito, obesidades asociadas a hipotiroides, etc.).
  • Protege contra la radiación electromagnética.
  • Afecciones oculares (ojos).
  • Etc.

En todo caso, se debe adquirir aquéllos que tengan un porcentaje de contenido mayor del 20%.

Algunas personas son alérgicas al propóleos.  Debido a ello, se debe actuar con precaución a la hora de consumirlo como alimento y al usarlo de forma externa por primera vez, se debe probar en una pequeña zona de la piel para observar si, después de un tiempo, produce alguna urticaria o hinchazón.

Siempre me he preguntado por qué esta sustancia nutritiva no es apenas empleado por médicos, pero la cuestión es ¿acaso los médicos en general prestan mucha atención a los compuestos eficaces que no son medicamentos?

La sabiduría se halla en la naturaleza (Trofología) y no en los laboratorios.

La información en esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, y está diseñada para ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes de salud.

La información está basada en la revisión de datos de investigación científica, patrones históricos de práctica y experiencia clínica.

Esta información no se debe interpretar como un consejo médico especifico.

Antes de nada deberá de consultar con su médico o especialista.

Para este súper nutriente usar siempre marcas de calidad.

Posología:

Tomar según indicación de su médico, fabricante o experto en la Trofología.

La máxima eficacia se consigue combinando con la (Trofología) Plan trofológico básico o personalizado:  Ver información completa.

Para cualquier duda póngase en Contacto con nosotros. O llámenos al 626 868 980 o al 650 273 886 o bien al teléfono 96 283 37 26, estaremos encantados de atenderle en cualquiera que sea su caso.

Ver También

BACOPA MONNIERI

Tweet TweetLa Bacopa Monnieri, es bastante desconocida por el público en general, esta planta tiene …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *